- Bendecido el Niño Jesús de la Pasión

A las 11:30, tenía comienzo en la Iglesia de San Agustín, la bendición del Niño Jesús de la Pasión. Se comenzaba tan jubilosa jornada, dando la bienvenida a todos los asistentes, especialmente a la hermandad de Vera- Cruz de Puerto Real, que siempre acompaña a esta hermandad en momentos importantes.

Seguidamente tomó la palabra el vocal de Juventud D. David García Rivas, que habló del imaginero de dicha talla D. Darío Fernández Parra, a quién le ha sido imposible asistir al acto por motivos salud de un familiar, y nos presentó la bella imagen de Jesús Niño, entre otros detalles nos argumentaba la simbología de la mano derecha “dos dedos hacia arriba, por un lado indicando la doble naturaleza de Jesús, la humana y la divina, por otro lado el significado la victoria de Jesús sobre la cruz que acaricia la otra mano; los tres dedos que se unen, pulgar, medio y meñique que simbolizan la unión de Padre, Hijo y Espíritu Santo en una sola persona, la Santísima Trinidad. Por otra parte, la unión de estos tres dedos simboliza que destruirá el Templo de Su cuerpo y lo levantara en tres días. Postura de manos usada en algunos Pantocrátor de la antigüedad, y que formaba parte del antiguo rito judío, y era el gesto con el que iniciaban la persignación los Primitivos Cristianos”.

Una vez concluida la intervención del Vocal de Juventud, el Secretario de la hermandad, D. José Luis Cañizar Palacios , procedía a la lectura del acta de Bendición, concluía dando aviso de la iniciación del rito religioso de la bendición, que presidía el director espiritual de la hermandad el agustino D. Julián Fernández López-Terradas, que fue el encargado de bendecir la talla. Durante el rito religioso, se procedió a la firma del acta de bendición que es firmada por el presidente de la celebración Rvdo Padre. Julián Fernández López-Terradas, hermano mayor D. David de la Fuente Carrasco, Secretario D. José Luis Cañizar Palacios, Rvdo Padre D. Gerardo Ureta Prida en representación de la comunidad de Padres Agustinos, padrinos del Niño Jesús, y D. Francisco Manuel Delgado Lobo, como testigo, en representación del Grupo Joven de Vera – Cruz de Puerto Real.

Tras concluir el acto, esta bella imagen del Niño Jesús de la Pasión es trasladada, a los pies de Nuestra Señora de la Amargura.

El acto ha estado marcado por la presencia de jóvenes y la participación del grupo joven de la hermandad en este emotivo acto. Un acto que ha significado para muchos la alegría de haber culminado con éxito este proyecto y el orgullo de haber engrandecido el patrimonio de la hermandad con esta fabulosa talla de Jesús niño.



Volver