- Viaje de Peregrinación al Vaticano

La semana del 10 al 14 de septiembre del presente año 2007 una nutrida representación de la Cofradía encabezada por el Hermano Mayor y el Director Espiritual e integrada por unos 40 Hermanos a los que acompañaron representantes de otras Hermandades gaditanas (Vera-Cruz y Rocío de la capital y Santísimo Cristo de la Expiración de Jerez de la Frontera), se desplazó a Roma al objeto de hacer entrega a Su Santidad Benedicto XVI de un ejemplar de la obra Libro de Hermano, obra que fuera presentada en la Excelentísima Diputación de Cádiz a fines de mayo del año 2005.

Desde el momento de su definitiva edición e impresión surgió la idea, dada de un lado la condición de “Pontificia” que posee la Hermandad y de otro la conmemoración en el año 2006 del 75 aniversario de la concesión de tal título por Su Santidad Pío XI, de realizar un ejemplar expresamente dedicado al Santo Padre. Es más, la aparición del Libro de Hermano vino a coincidir con el inicio del pontificado de Benedicto XVI, y de ahí la dedicatoria que pone cierre a la obra.

Consecuencia de todo ello es que la Cofradía comienza a plantearse su entrega a la Santa Sede. De este modo el Cabildo General Ordinario de Hermanos celebrado el día 2 de marzo del presente año 2007, aprobó por unanimidad el Plan de Actividades presentado por la Junta de Gobierno y en el que se contemplaba el viaje-peregrinación a la Ciudad del Vaticano. Tras una ardua y compleja tarea y gracias al compromiso de los Hermanos, finalmente el pasado día 10 de septiembre partía hacia Roma la embajada de la Cofradía.

Así en la Plaza de San Pedro de la Ciudad del Vaticano, el pasado miércoles 12 de septiembre, y en el transcurso de la Audiencia General de Su Santidad, la Cofradía se presentaba corporativamente ante la Santa Sede, procediéndose a la entrega del Libro de Hermano dedicado al Santo Padre. Sin duda una de las mayores satisfacciones y emociones que vivieron cuantos se desplazaron a Roma fue escuchar, en un escenario tan majestuoso, el saludo especial de Su Santidad a la Hermandad. Por este y por muchos otros motivos, la jornada del 12 de septiembre del año 2007 puede calificarse de histórica, emblemática y probablemente irrepetible, pasando a los anales de la amplia y rica historia de la Hermandad

El viaje-peregrinación culminaba, en el día de la Exaltación de la Santa Cruz, a las 08:00 horas del viernes 14 de septiembre con una Eucaristía de Acción de Gracias oficiada por los monjes benedictinos en la romana Basílica Menor de la Santa Cruz de Jerusalén. A su término se dio a besar la sagrada reliquia que allí se conserva haciendo entrega la Hermandad, a modo de ofrenda, de una rosa.



Volver